Mañana regreso a mi rutina, a mi vida después de la pérdida.

Mi padre ya no está aquí solo me quedan sus enseñanzas y sus vivencias.

A ratos pienso que no volveré a escucharle nunca más y en ese instante su voz resuena en mi cabeza. Él fue un maestro para mí, algo tardío, pero el mejor maestro del mundo.

Mi padre era un hombre íntegro, sincero, honesto.

La pérdida de una persona, como un padre, es inexplicable solo queda esperar a que pasé el dolor y sentir la compañía de los seres queridos. El silencio es una de las mejores medicinas en este momento.

Hace tiempo aprendí que la vida va acompañada de la muerte. Por lo tanto, solo me queda vivir mi vida como me enseño mi padre con tesón, alegría y aprovechando las oportunidades que me brinda.

Mañana regreso a mi rutina, a mi vida después de la pérdida.

La vida sin mi padre

Cita

2 comentarios en “La vida sin mi padre

  1. Regresar a la rutina es lo más difícil al inicio quizás lo haces con poco sentido y te sientes como una máquina llena de objetivos diarios por cumplir y no le encuentras mucho sentido a lo que haces, con el pasar del tiempo aquella rutina se vuelve de gris a colorida y la vida regresa a tomar su rumbo esta vez sin alguien físicamente pero su recuerdo siempre presente.

Responder a ilianacapllonch72@gmail.com Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s